Lemon Juice

Sumamente histriónica y cítrica, "perseguidora" de tendencias, con opiniones propias y contrarias. Moda en todos los ámbitos. Librepensadora y sincera;sin enjaular..(todavía);D.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Monday & Money

Mi vuelo a Burdeos se ha cancelado, así que tengo tiempo suficiente para dedicarme a escribir un nuevo artículo dirigido al complemento más fiel por excelencia, aquel que tod@s hemos llevado, llevamos y llevaremos siempre (¡aprendí bien la conjugación del verbo llevar! :D), un imprescindible en todas nuestras salidas (y entradas), conocedor de gran parte de nuestros secretos y en ocasiones cómplice callado de nuestros problemas, sobre todo en los tiempos que acontecen…
 

¿Sabéis ya de qué os hablo?...
  
 ¿No?... 


Pensad un ratito más… 


¡No es tan complicado chic@s!... 


¿Os rendís?...   

(Os lo tendré que decir, por que si no mi artículo no tendría sentido...) :P

Éste merecido homenaje va dedicadísimo a nuestro querido MONEDERO.
Desde siempre ha sido un complemento sumamente popular y utilizado, de sobra es conocida la antigua costumbre de atarlo con un lacito al tirante del sujetador bajo sospecha de robo o pérdida.
 

Cuantos disgustos y alegrías nos ha dado este pequeño travieso, la cara que se nos queda y los pensamientos que nos rondan cuando no damos con él:
 

¿En cuál de mis bolsos estará? 
¡Pero si lo guardé en éste!…

Y claro… nuestros bolsos son tan maxi que siempre lo encontramos bien resguardado en una esquinita; es en ese momento cuando nuestra cara cambia por completo adquiriendo un gesto de alivio y pensando que nunca nos volverá a pasar, aunque seguramente no estemos en lo cierto.
 

El monedero ha sido una seña de identidad a lo largo de nuestra vida:
 

¿Quién no recuerda cómo era su primer monedero? 

El mío era precioso, de un ganchillo finísimo y en tonos rosados y amarillos, me lo regaló mi abuela el día que hice mi Primera Comunión, me hizo tanta ilusión que jamás lo utilicé por miedo a estropearlo o perderlo y aquí sigue… guardado en una pequeña cajita de cristal en el cajón de mi bureau.

También recuerdo mi monedero por excelencia, aquel que por muy estropeado que estuviera ni por asomo pensé en desechar, una pequeña carterita con la imagen del Señor del Antifaz, me acompañó hasta que mi madre, sin querer, lo metió en la lavadora y pasó a ser una simple funda de plástico blanco.

Incluso tuve mi época más hippy  y, como no, uno de esos monederitos de mil colores que venden en los puestos del paseo marítimo, y digo tuve porque aguantó hasta que el pequeño agujerito que tenía en una de sus esquinas no fue tan pequeño.
 
Ahora mi monedero (bueno… es algo más grande que un monedero) es de Carolina Herrera, color verde lima (más o menos) y con los bordes en piel color nude… 


¡Toda una obra de arte e ingeniería! :D

Creo que aquí finaliza mi particular homenaje al mundo del monedero, no si antes pedir perdón a aquellos que dejé olvidados en el pupitre de clase, a los que heredó mi hermana sabiendo que serían pintarrajeados por un cruel rotulador negro, también pido perdón a los que no compré por pensar que no iban con una chica como yo…  

Porque al fin y al cabo todos sois únicos y geniales.

Aquí os dejo una versión modernizada (o no tanto) de nuestros monederos de siempre, hay tantos y tan diferentes que sería imposible ilustrar mi artículo con solo una foto.
 

¡Espero que os guste!
 
¡Me encantan este tipo de monederitos!

Los hay de mil colores con diseños hermosos...

Via: Mademoiselle Jolie's

     Incluso podemos dárles un toque único que no pasará de moda...                                                  
 Vía: Club del Vintage


Los encontramos tan originales como éstos... ¿no os abren el apetito? :P

Vía: FredFlare
¡Éste me encanta! las típicas galletitas de la suerte con mensaje y todo... 
           ¡y en package de comida china! mi pena es que solo venden para EE.UU.                                   Via: Supermarket




Éste es muy sencillo, me recuerda a la famosa Mariquita Pérez, pero no se por que... podeis encontrarlo en Tipitipitesa.

¡Éstas billeteras son geniales y exclusivas! diseñadas por ilustradores profesionales, un gusto para la vista y para "el bolsillo" by Poketo


... ¿Qué me decís de este monedero fabricado con piezas de Lego por Color by Numbers?

... no he podido resistir la tentación de mostraros éstas obras de arte, no son muy útiles pero a originalidad no les gana nadie :D   

¡Son súper curiosos! Si os habéis quedado con ganas de más visitad la web de Kendal Murray.


5 comentarios:

  1. Coquetos, originales,autenticos.Los ultimos son......para admirarlos.

    ResponderEliminar
  2. Yo monederos no tengo pero sí una cartera que la tengo lo menos desde 2004 y no la cambio por nada.


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  3. :P verdad, aunque parezca mentira, se crea un vínculo muy personal con ellos... sin duda algo digno de estudio.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonitos!!! algunos son super originales y graciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar